sábado, 31 de enero de 2009

LOS PÁJAROS TAMBIÉN TIENEN ALMA…




¿Me tiro o no me tiro?
¿Y para qué me voy a tirar?
Si aunque quiera…
Aunque lo intente…
Tengo alas…
Y voy a volar…

Ella no pudo volar.

¿Por qué sigo pensando en ese momento negro
que lo único que hace es ensuciarme el alma?

¿Por qué sigo viniendo a este lugar
día tras día?

Ella quebró su ala en esta barandilla.

No puedo dejar de recordarla…
No, desde que ella se fue…
No, desde que una escoba funeraria se la llevó en la pala de la basura…

Ella todavía estaba viva.


Nota de la autora:
Esta foto la saqué en Praga hace un par de años, y mi Genial primo (al que adoro) todavía me pregunta cómo alguien puede estar tan loco como para sacar una foto a un pájaro, en una ciudad donde todos los edificios pueden ser una postal.
Él me lo ha puesto como petición en el anterior post. Y yo… le contesto…

Este pájaro tenía alma.
Los edificios no. ¿O igual también?



11 comentarios:

BITÁCORA SANJUANERA dijo...

Encantador post, amiga; ¡por supuesto que los pájaros tienen alma! sino que me lo digan a mi, que tengo aquí a mi lado a una pequeñita pelotita de pluma amarilla que le encanta la música y cada vez que la escucha se pone a cantar como un loco...

Saludos y besos.

Gizela dijo...

La verdad que estas en una etapa de máxima genialidad!!!
Mira que costruir este excelente texto a partir de una foto.
Tiene alma los pájaros, y los edificios también, porque ellos guardan memoria en sus ladrillos, de las vidas que los habitaron.
De esos fragmentos de memoria se compone su alma encementada
Besosssssss

Lucy dijo...

Claro que tienen alma, que se lo pregunten a Mina que lleva toda la vida con periquitos.
Le pasó una cosa muy curiosa: dejó de volar durante una temporada, ¿por qué será?
Un saludito

Anónimo dijo...

ayyyyyyy,ayyyyyyy, cómo echo de menos ese lugar tan encantador y la compañia. Auque he decir que en Praga hay sitios, personas y animales con mucho más carísma que ese.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Y casi seguro que es un pájaro checo.
Nunca había visto ninguno.
Alma?
Hace tiempo que no veo ninguna, ni en pájaros, ni en humanos, aunque es más fácil que la vea en pájaros.

besos.

Rio Oria dijo...

Vaya con el pajaro, lo que ha dado de si, la verdad es que la foto es bonita y a lo mejor tienes razón y tambien tienen alma, ¿porque no?. Un abrazo.
Olalla.

Anónimo dijo...

Aqui JOTAPE (Manolo´s friend) al aparato, sin pajaro y con teclas. Tan desnudas que tambien se me quieren escapar o suicidar, no lo se bién..
Te comento, añado tu blog al google reader con lo que tendras a un encadenado dando miraditas en tu raro papel de escritura. Un saludo.

caselo dijo...

A tu altura este post querida amiga. Tus letras vuelan y la foto ni se diga. Los edificios, los palacios, las casas y las calles de Praga podrán tener toda la historia que quieras. Pero ese pájaro reune en esa imagen pasado, presente y futuro. No me olvido de ti, jamás mi preciosa Escritora a la carta más refinada que conozco.

Un abrazo de oso y un besito de mago

Carlos Eduardo

Anónimo dijo...

Seguro que eres bella, ya que por tu forma de expresarte denotas tener ingenio, sabiduria, tristeza a la par que alegria,paciencia, constancia,respeto, tolerancia,... en definitiva eres

B E L L I S I M A.

azpeitia dijo...

Ingeniosa y original, y además haces sonreir a quien te lee, simplemente por esa sonrisa te debo dos días más de vida, según dice mi médico...voy a seguir leyéndote....un abrazo de azpeitia

the broken mirror dijo...

Es curioso oir a estas alturas de la pelicula que los edificios no tienen alma. Donde yo vivo ahora, hay una lucha entre los que venimos cada año a formar parte del alma nueva de la ciudad y una especie de alma antigua y sabia que sólo ves cuando miras los edificios.

En algunas culturas hacer una foto es capturar el alma; nunca puse en duda que ese pájaro la tuviese , pero ¿cómo no iba a tenerla si un dia un loco le puso alma hasta a los pájaros de barro sólo con una canción? Ahora todo el mundi sabe quien es Manolo García, un día todo el mundo sabrá quién es Lourdes Garcia.

UN BESO DESDE sALaMAnca