sábado, 13 de diciembre de 2008

LA NORIA


Decidió escapar.

No sabía nadar.
Cogió la ola y se metió dentro.

En su interior…
Dio vueltas.
Se hundió.
Consiguió salir.

No le gustó el cambio.
Decidió regresar.
La Feria continuaba igual.

Y se sentó en una de las cabinas
de su noria…

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Mientras la lluvia golpea los cristales del amor despiertan sentidos ocultos e inmortales
Se desatan furias incontrolables mientras los enamorados se besan
Es el invierno que ya avisa
sólo los valientes salen a su paso
Sonriendo con desdén a la muerte
dejan a su paso todos sus recuerdos
La vida nace despues de la batalla
Los supervivientes son honrados
con la gloria del amor eterno

¿Escritora o escribidora? dijo...

Anónimo...

No sé quién eres...
Pero escribes muy bien...

Si no tienes blog, anímate y hazte uno...

Tiznado dijo...

me gusto mucho...
lamentablemente no pude mirar con mucha calma (tiempo escasea) pero lo dejare por ahi este blog para mirarlo bien...
saludos!

pd: anonimo...increible

Gizela dijo...

Aveces no se puede escapar, del movimiento constante de la noria..o no se quiere...
Los cambios engendran incertidumbres, y miedos, la noria da vueltas sobre el mismo eje, se vuelve predecible y segura.
Besossssss
Gizz

BITÁCORA SANJUANERA dijo...

Algunas veces, no es malo bajarse de la noria un rato y probar otras atracciones. Si no te gustan o te marean mas que la noria, siempre puedes volver a subir...

Saludos y besos. Sé feliz.

Rio Oria dijo...

A veces vale mas lo malo conocido que lo bueno por conocer, por si acaso no entro en la ola.
Un abrazo
Olalla

Pipilota dijo...

Hizo bien en probar. Tuvo suerte en poder volver a su rutina y más con la consciencia de que "lo otro" no le gustaba.

Anónimo dijo...

No lo sabe, pero en realidad tuvo suerte, a veces la ola no te deja escapar........

Alicia María Abatilli dijo...

El regreso quizás le costó una vida o quizás no...
Muy, muy bueno lo tuyo, querida Escritora a la Carta.
Escritora al corazón.
Alicia