domingo, 30 de noviembre de 2008

LA MUERTE

Image Hosted by ImageShack.us


La muerte siempre intenta
llegar antes para sentarse
en un butacón al lado de tu cama.
Si te ocurre eso es que has tenido suerte.

Cuando no le da tiempo
puede que te recoja muerto
en el frío de la calle.

Quizás llegue en el momento en que,
tu pareja o quien lo fue,
acabe de decidir que no debes vivir.

A lo mejor, recoge las balas arrojadas
hacia ti, por alguien que lucha por lo que cree
que son sus ideales.
Da igual en qué parte del mundo.
A veces es tal la cantidad de los caídos
que ella no tiene tiempo ni de recordar sus
rostro.

La muerte lleva demasiados años trabajando en la Historia,
en tu historia, en mi historia…
Está cansada.
Pero no tiene fecha prevista para la jubilación.

5 comentarios:

BITÁCORA SANJUANERA dijo...

Escalofriante post. Por culpa de esta ¿"señora"? me esperan unas de las navidades más tristes de mi vida ya que el pasado mes de Abril alguien muy importante para mí, se topó con ella. Y la vida nos cambió de nuevo por completo. Pero me voy a prohibir entristecerme, que en esta época del año, parece que las luces de colores y los sonidos de campanitas, se ponen de acuerdo para alegrarnos un poquito y pensar que aunque haya gente que no esté con nosotros, la vida sigue.

Saludos y besos. Feliz mes de Diciembre.

Gizela dijo...

Espero que no se sienta en mi cama...por ahora.
Escalofriante y bueno el texto
Besos Gizz

Rio Oria dijo...

No creo que nadie desee que me muera. Es verdad que en este mundo hay que esperarla cuando menos se piensa.
Por tu comienzo veo que tu tienes práctica en escribir.
Yo no estoy acostumbrada pero aprenderé Si la "SEÑORA" NO APARECE .
hasta pronto
Olalla

Me estoy volviendo loca y esto se queda aquí

Liz dijo...

la muerte forma parte de la vida, pensándolo en frío es sólo eso, una etapa más. Lo triste es la consecuencia, la ausencia infinita que provoca su visita.
Por eso hay que disfrutar de los instantes que se nos presentan y vivir sin pensar mucho en ella. Nada la va a hacer jubilarse.
Un beso

dulce dijo...

Muerte voluble... pesarosa,
cínica... no eres justa.
A quien te aclama no acudes
y a quien te ama das espalda.

Lindo, como todo. Besos.