sábado, 18 de octubre de 2008

ESTA NOCHE...

Image Hosted by ImageShack.us




Hoy yo he sido el elegido.
Ella me ha llevado a su cama.
Me ha tratado con cariño.
Quería conocer lo que había dentro de mí.
Hemos estado juntos durante horas.
Me he dado cuenta que le gustaba.
Que le hacía soñar.
He conseguido llevarla a otros mundos,
a otros lugares.
Cuando ella se ha sentido cansada
me ha dicho un hasta mañana
mientras me colocaba al otro lado de su almohada.

Hay quien duerme con el ser amado,
incluso el odiado.
Hay quien duerme con osos de peluches.
Ella… duerme con libros

¿Y tú?...

19 comentarios:

BITÁCORA SANJUANERA dijo...

Hola preciosa; muy bonito post.

Yo tambien me suelo acostar con un libro... pero no me explico por qué, cuando despierto por las mañanas, el ha cambiado mi cama caliente por una fría alfombra en el suelo... no se por qué. ¿Será que el pelo de esterillo le gana en suavidad al mio?... Cambiaré de champú...

Muchos besos.

Milagros Sánchez dijo...

Hola!
Nos alegramos de volver a tener noticias tuyas y además saber que te resulta útil nuestro blog (este es uno de nuestros objetivos).
Sobre tu pregunta te respondo, que afortunadamente duermo con Bonsai y por supuesto con algún libro en las manos...ja,ja,ja
¡Te esperamos!
Besos multicolores de nuestra parte!

Anónimo dijo...

Te haras daño una noche de estas con el libro. Un giro imprevisto y te puedes clavar la tapa en un ojo.

Vuelve a los peluches, son mas seguros.... y mas abrazables.

Besitos.

Anónimo dijo...

Yo siempre he soñado con dormir con la persona soñada a mi lado, ha pasado bastante tiempo hasta que lo he conseguido(gracias a una amiga especial),,,y me ahora me aterra el llegar a perderlo, espero que dentro de poco podamos las dos disfrutar de nuestras personas amadas.

Nicolas dijo...

yo duermo con el frio de las sabanas y calor de los recuerdos

José Ignacio dijo...

Me alegro por haber coincidido de nuevo por este tu espacio.
Cualquier día de estos te hago un encargo.
Dormir.....¿como duermo? a veces en el sofa a veces en la cama.
Siempre por el aburrimiento del programa de televisión.
El mejor somnífero.
Bsos

Pipilota dijo...

Me gusta la ambigüedad que le has dado a la historia. Mola :)

Yo duermo con ... sueño.

Ricardo Tribin dijo...

Querida Escritora,

Lindisimo post.

Yo duermo con mi esposa y con mis pensamientos, los cuales con frecuencia debo acallar con la oracion repetitiva para que me permitan dormir.

Un beso..

Bonsaimusic. dijo...

Para anónima:
O sea, que siempre has soñado, soñar. Y ahora que la has conseguido te da pánico perderla. Aprende a vivir sin soñar que se nota que los peluches son tu mascota.
Bye, pequeñina.

Lucy dijo...

Siempre me acosté con libros, hasta que conocí a Mina, ahora me acuesto con ella, jiji. Sigo leyendo.
Un saludo

Gizela dijo...

Lindo post.
Yo, duermo con mis sueños...por ahora jajajaja
Besosssss
Gizz

azpeitia dijo...

Mañana te llevaré a mi cama te llenaré de besos, te llenaré de versos...querida cuartilla de blanco papel....un beso/verso desde azpeitia

Liz dijo...

Me encanta el texto, aunque rara vez no lo hace.
Yo duermo poco y lo hago acompañada y sí también hay libros, bendita multitud!

Besos!

Anónimo dijo...

soy yo la que sigue aqui

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
dulce dijo...

Duermo acompañada de mis deseos y de mis soledades acompañadas....
Gracias por no olvidarme. Un beso.

Anónimo dijo...

Me parece que he aprendido a mandar comentarios. Veo que me has hecho caso y has empezado a escribir y ademas utilizas el lirismo. Arriba la escribidora

Anónimo dijo...

Yo duermo con mi amiga la soledad, supongo que no me puedo quejar porque es una decisión que tome yo, pero lo cierto que es que hace mucho tiempo una persona me enseño a dormir abrazados y ahora lo añoro. Quiero mandar un deso" SI HAY ALGUIEN QUE NUNCA HA DORMIDO ABRAZADO A SU AMOR, DESEO QUE ALGUN DIA, AUNQUE SOLO SEA UNO, PUEDAN HACERLO",animo a todos!

dulce dijo...

Escritora,
escribe en mis sábanas
las crónicas de las ausencias
los rastros de los besos
y las promesas de los olvidos.


Aqui vamos, intentando cual fea durmiente, ir despertando.

Un beso.