sábado, 19 de julio de 2008

TALLA XXL



Y como todos imaginábamos Eusebia no entraba en la caja.
Y mira que habíamos buscado la más grande.
Y es que Eusebia dio problemas desde el día en que le tocó venir a este mundo.

Su madre lo había contado muchas veces a las vecinas.
Cómo empujaba y empujaba.
Cuántas horas de dolor pasaron hasta que consiguió que de entre sus piernas saliera esa enorme cabeza a la que seguía un cuerpo ya criado.
Y contaba cómo el tiempo se convirtió en interminable.
En esfuerzos titánicos para conseguir expulsar a esa niña que ya nació crecida, desmesurada, enorme, mejor dicho gigante.
Sus ochos kilos de peso fueron la prueba.

A su madre le agotó hasta la extenuación para que saliera a esta vida.
Ahora cincuenta años después nosotros no sabemos ya qué hacer para meterla en la caja que la lleve a alguna otra.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

tu primer comentario te lo escribimos dos chicas guapas y esbeltas.
Somos tu hermanita la pequeña y sobrina la grande.
Yo por eso no tengo más hijos no vaya a ser que me salga con 8 kg.

Anónimo dijo...

ola wapa me a encantado, a soy tu sobrina la miriam ke komo t as kedado a tu no agas kaso ala tia sobre lo del hijo ni lo de los 8kg ke esmentira jajajaj .
A y ke si tienes el hijo megor pa mi y pa ti no seeeee, ya te lo dire , espero ke te aya gustado la visita ke te emos echo, lo gracioso de tu komentario fue lo de la gorda jejej, es broma bueno adios tia tkm pa ke lo sepas espero verte pronyo agur wapa

Arcángel Mirón dijo...

¿Es verídico? Qué duro.

¿Es ficticio? Qué bárbaro.

:)

Un abrazo.

Gizela dijo...

¡Lindo micro cuento!
Mañana por si acaso comienzo dieta.
No vaya ser que tengas que algún día, escribirlo refiriéndote a mi jajaja
Besos escritora
Gizz

Anónimo dijo...

Ains.... tengo que adelgazar un poquito, que estoy hecha una cerda.

¿De donde sacas esos nombres de tus personajes? son todos tan....

Pipilota dijo...

Pobre Eusebia, tan grande y tan joven u_u

Yo eludiría el problema con una impepinable donación de órganos y una dignísima icineración.

Pobre Eusebia, siempre se van los mejores.

;)

Pete Vicetown dijo...

Vaselina.
Todo entra siempre con vaselina.

Un beso.
Pete Vicetown.

Alicia María Abatilli dijo...

No entiendo los comentarios anteriores... para mí tu post invita al replanteo, a la lucha contra la discriminación de la que son parte los obesos.
Tu micro cuento, excelente.
Un abrazo.
Alicia

Mon dijo...

Estupendos tus microcuentos....espero que no falten por aquí.

hasta lueguito!

Ricardo Tribin dijo...

Simpatiquisimo Post querida Escribidora.

Ay el peso...que dificil resulta controlarlo.

Un abrazo grande..

Quimera dijo...

curioso post!!
pone la piel de gallina en determinados momentos, en todo caso, encantador...

Besos


Quimera

azpeitia dijo...

El humor es necesario en nuestra vida...una gotas como la ginebra en el agua tónica...un abrazo de azpeitia

dulce dijo...

Habrá tenido razones de peso para vivir?

caselo dijo...

Oye me encantó tu cuento, es realmente una forma de visibilizar a quienes discriminamos por su aspecto físico. En todo caso es también un llamado de atención: mucho cuidado, las gorditas y los gorditos tienen corazoncito.

Un abrazote amiga

Carlos Eduardo