jueves, 26 de junio de 2008

ESCUCHADORA DE ABRAZOS


Todos nacemos con un don.
Algunos tardan años en encontrarlo.
Otros no llegan a verlo nunca.
Lucía lo descubrió al poco de asomarse a este mundo.

Debajo de ella se encontró a una señora tumbada.
Se notaba que había hecho un gran esfuerzo.
Estaba sudando.
Lucía escuchó cómo esa mujer necesitaba ser abrazada.
Y lo intentó. Estiró sus diminutas manos.
Alargó sus pequeños brazos.
Pero se dio por vencida al darse cuenta que le era
imposible rodear todo ese enorme cuerpo.
Ése fue el único abrazo que escuchó en su vida y que no pudo dar.

Cuando fue al colegio poco a poco todos supieron que escuchaba abrazos.
Y se ponían cerca de ella cuando necesitaban
sentirse protegidos.

Creció y le ocurrió lo mismo con las amigas.
No hacía falta que ellas dijeran nada.
Lucía sabía cuándo debía envolver abrazos en papel de regalo.

Hubo pocos hombres en su vida.
Pero los que fueron, supieron lo que era recibir un abrazo
en cajas sorpresas de positiva energía.

Lucía fue y sigue siendo… Escuchadora de Abrazos.

Todos nacemos con un don.
Algunos tardan años en encontrarlo.
Otros no llegan a verlo nunca.
¿Y tú?
¿Sabes ya cuál es el tuyo?

14 comentarios:

Jon Doe dijo...

Escribidora, no sé cual puede ser el mío. Lo he pensado y repensado, meditado, vuelto del revés de la meditación...

No lo sé.

Se me ocurren muchos que me gustaría tener... Hago por tenerlos, eso sí lo sé.

Uno que no estaría nada mal es el que cuentas de Lucía.

Un besote.

Pipilota dijo...

A mi me han dicho que sé escuchar y la forma de decírmelo me llegó al alma. Es raro porque también he sido acusada de estar en Babia todo el día y de no escuchar en absoluto... así que no sé.

Diré que mi don y mi defecto es el silecio.

Me ha parecido de lo más original el don de Lucía. ¡¡ Escuchar abrazos!!

Eres increíble. Tu don sin duda, es poder plasmar con palabras lo que vive en tu imaginación.

Gizela dijo...

Qúe lindo don el de Lucia, y que lindo el de la escritora de este blog, que siempre sus letras llegan a los sentimientos
Buesos amiga Gizz

dulce dijo...

Nena,
régalame un gran abrazo...hoy sólo eso, un abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Muy querida Escritora,

Dones..misiones...un papel que es importante descubrir y determinar en la vida....

Un beso..

Arcángel Mirón dijo...

Lucía tiene un don maravilloso.
No sé cual es el mío. Espero que sea igual de útil.

azpeitia dijo...

Sentir lo que me rodea hasta una profundidad indescriptible, captarlo, acariciarlo con mis manos, hipersensibilizarme y luego mover las manos sobre un papel y sobre un teclado, para intentar que los demás me entiendan....azpeitia

Mina dijo...

Muy bonito el don de Lucía, ése de escuchar abrazos.
La verdad, no sabría decir cuál es el mío...¿seguro que todos tenemos uno especial?
Saludos

Milagros Sánchez dijo...

Hola guapa!
Me encantan tus escritos con esta combinación tan singular de ternura y humor. Resulta fácil adivinar tu don: un humor especialmente tierno.
Todavía estoy dándole vueltas a ver si adivino cual es el mío ¿me ayudas?...
Recibe nuestros besos multicolores y que pases un buen finde!!

P.D. Discúlpanos el retraso en responderte pero ya estamos bastante desconectadas del mundo blogger con esto de las vacaciones.

Mokia dijo...

Todos estamos llenos de virtudes y de defectos. A veces puede suceder que nuestra mejor virtud se convierta en nuestro peor defecto y viceversa. No sé cuando estas virtudes alcanzan la categoria de dones, pero sé que tengo uno: el don de rodearme de personas que saben escuchar los abrazos y que, de una manera casi inconsciente, aparecen de la nada cuando más necesitada estas de afecto. Tu, por lo visto, tienes más de un don.
Un besito

Alicia María Abatilli dijo...

Qué bella virtud la de la protagonista. ¿Me envías una caja llena de abrazos? Son livianitos, seguro que aduana permite su paso.
Te dejo yo un canasto de ellos.
Alicia

Las3Musas dijo...

Mi don ¿será un don nadie?

Besos y abrazos preguntones
;)
musa

caselo dijo...

Ay amiga, después de sentir esos abrazos me dejaste sin palabras. ¿Habrá mejor don que saber apreciar, agradecer y recibir las cosas como vienen y de quien vienen? Bueno, en ese caso mi don sería descubrir un corazón a partir de su mirada; encontrar un color escondido en los espacios vacíos; escuchar mi nombre en el rumor del viento; percibir la delicadeza del algodón de azúcar en la sonrisa de los niños. Mejor dicho, mi don es redescubrir la grandeza del mundo en las cosas más sencillas. Tan don será que me llamo "Mago de tu corazón".

Un fuerte, fuerte, fuerte y agradecido abrazo querida amiga,

Carlos Eduardo

azpeitia dijo...

Estás enlazada en mi blog como página amiga hace mucho tiempo....un beso de azpeitia