domingo, 30 de marzo de 2008

LOS MUERTOS UNEN


La caja estaba cerrada.

Ella estaba dentro.

Él le dio la mano.

La apretó.

Nunca antes se la había dado.

De bebé, ella agarraba su dedo. Lo había visto en una foto.

No recordaba ni en momentos de falda de colegio para cruzar la carretera.

Ni cuando se vistió de blanco. Ese día ella iba agarrada de su brazo. Pero no le supo igual.

Cuando parió, él sólo le dio un beso en la mejilla.

Ahora se ha quedado solo.

Ella se ha ido.


Entraron cuatro hombres para llevársela.

Él se metió las manos en los bolsillos.

Los muertos unen.

Por un tiempo corto.

A veces un tiempo largo.

Otras, por un instante.

19 comentarios:

libertad entre rejas dijo...

ups, me has dejado sin palabras...

besos!!

libertad entre rejas dijo...

Por cierto, me hace mucha gracia lo que pones en la primera foto de la izq..."Antes del Bamby...me pusieron una pelota...pero le di una patada..."
Tenía que decirtelo.
muak!!

penelope dijo...

Desgarrador, se me ha estremecido el corazón...pero la muerte es parte de la vida, mal que nos pese...besos.

Bonsaimusic. dijo...

Es triste irse de esta vida sin haber dado besos y abrazos a la gente que quieres. Después no valen los lloros y los recuerdos. Las cosas hay que hacerlas en vida. ¿Por qué no se ponen de moda los besos igual que se imponen los estampados está primavera?

Te mandamos besos felices. Y, hoy, que no estoy tímida te diré que hemos estado en La Toscana y en París(semana santa).

Liz dijo...

A veces lo evitamos, otras dejamos que los besos, abrazos, gestos y palabras de afecto se sobreentiendan... y sólo cuando ya no podemos hacerlo, esas pequeñas cosas adquieren la importancia que tienen.
Yo hace un tiempo que empecé a dejarlas salir, a valorarlas, pero será inevitable no arrepentirme de las ocasiones que dejé pasar. Me lo perdí.
Como dice bonsaimusic pongámoslo de moda.

Besos.

Ricardo Tribin dijo...

La soledad mayor esta cuando la gente ni siquiera nos tiene en cuenta como en tu interesante cuento. Sin embargo hay que seguir adelante!!!

Gizela dijo...

Bello y muy triste, muy triste
Un beso Gizz

Pipilota dijo...

A veces nuestra memoria actúa como cámaras de fotos y los recuerdos no vienen así...

... en instantáneas de un instante.

Es precioso EoE has captado algo tan difícil de captar ;)

Arcángel Mirón dijo...

Uy, este escrito es tristísimo...

Nicolas dijo...

asi es lo muertos unen, en el dolor, en la perdida, en su ausencia...

martin dijo...

Triste...Real...
Me dejaste pensando...
Un abrazo.

Mercucio dijo...

Llego aquí desde donde curiosea el arcángel y, guauu, me encanta lo que escribes. Que sencillez y, a la vez, que carga, que tristeza y que belleza.

Ignacio Bermejo dijo...

Los muertos unen. Es cierto. Bello e intenso escrito muy triste. Al leerlo es como si se cerraran las puertas del alma.
Un beso.

Alicia María Abatilli dijo...

Los muertos a veces separan, más allá de todo separan... Cuando unen como en tu relato la historia es diferente. Lo releo y me doy cuento que se le puede encontrar una luz por la cual escapar.
Excelente!!!!!!!
Alicia

PULGACROFT dijo...

¡Qué bonito!
y qué cierto...

Gizela dijo...

Escritora, tienes un regalo en mi blog. con todo cariño
gizz

Ricardo Tribin dijo...

Querida escritora,

Amo el blanco,sobretodo en lo interior. E bello, cautivante.

Un abrazo nuevo

JAN dijo...

:( siempre he dicho que es muy bueno tenerte de paso por mi blog. Cuando visito el tuyo me quedo sin aire. éste post me ha dado en lo más profundo, recientemente una amiga perdio a su padre y no me salieron las lagrimas al instante del pesame hasta que lei esto. Un saludo y me voy en paz. AMEN.

azpeitia dijo...

Muy bello, y como siempre lo triste es bello...un abrazo desde azpeitia